Reforma Fiscal 2015: Nuevos recortes a los módulos

MARIA-PEREZ-GUILLEN-COLOR

El sistema de tributación por módulos ha venido siendo polémico desde que fue aprobado, estando desde entonces en el punto de mira de Hacienda. En su origen la idea del legislador era más o menos lógica, dado que en actividades en las que es difícil controlar los flujos de ingresos y gastos también es difícil controlar el cumplimiento de las obligaciones con Hacienda, por lo que se crea un régimen simplificado de tributación “una manera de cumplir con Hacienda, algo más sencilla”.

Pero como decíamos, siempre ha estado bajo la sombra “sospecha de fraude” ya que este sistema de tributación puede dar lugar a la proliferación de facturas falsas, situación que se ha visto incrementada con la crisis económica. El empresario en módulos puede emitir facturas por bienes o servicios no realizados a otros empresarios, ya que eso no le supondrá pagar más impuestos, si bien el destinatario de dichas facturas falsas puede deducírselas como gasto.

Desde el ejercicio 2013  ya se privó de la aplicación del régimen de módulos a determinados empresarios, generalmente relacionados con la construcción, cuyos ingresos superasen al año los 225.000 € o 50.000 € si más de la mitad de sus ingresos  provenían de empresas y no de particulares.

 Por lo que con esta REFORMA FISCAL DEL IRPF 2015, se da un paso más en esta dirección aplicando nuevos recortes, siendo su entrada en vigor a partir del 01-01-2016.

Se modifican tanto las actividades susceptibles de estar en módulos como los límites cuantitativos para estar en el mismo. La idea es limitar el régimen de módulos a aquellas actividades que por su naturaleza se relacionan fundamentalmente con consumidores finales.

 

 1.     REDUCCIÓN DE LOS LÍMITES

  •   150.000 € anuales de “volumen de rendimiento íntegros” del año inmediato anterior: El umbral de exclusión se reduce de 450.000 → 150.000 € anuales, para el conjunto de sus actividades económicas. A estos efectos se computará la totalidad de las operaciones con independencia de que exista o no obligación de expedir factura.

Sin perjuicio del límite anterior, el método de estimación objetiva no podrá aplicarse para todo aquel que en el ejercicio 2015 haya facturado más de 75.000 € a otros empresarios o profesionales.

  •  150.000 € anuales de “volumen de compras”: El umbral de exclusión se reduce de 300.000 € → 150.000 € anuales en el volumen de compras en bienes y servicios, excluidas las adquisiciones de inmovilizado,del ejercicio anterior.

 2.     REDUCCIÓN DE LAS ACTIVIDADES QUE PUEDEN ACOGERSE

  • Excluidas las actividades que aplican retención 1%: El régimen de módulos no incluirá en su ámbito de aplicación las actividades incluidas en la división 3, 4 y 5 de la sección primera de las Tarifas del IAE a las que se le aplica le retención del 1% (construcción, fabricación, albañilería, fontanería,etc.).

En definitiva, permanecen en módulos las actividades destinadas al consumidor final como el comercio al por menor, cafeterías, enseñanza, peluquerías, entre otras, y quedarían especialmente afectados por la exclusión aquellos negocios que actualmente tributan en módulos y que tienen sus ingresos principalmente procedentes de empresas.

María Pérez Guillén
Licenciada en ADE – Master en tributación
Departamento Fiscal – Área de personas físicas

 

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.