Constituir un plan de pensiones puede resultar más atractivo tras la reforma fiscal

bernardo1

Actualmente, los planes de pensiones tienen ciertas ventajas pero un gran inconveniente.  La principal ventaja es que las aportaciones realizadas reducen la base imponible del IRPF.

Por ejemplo, un contribuyente que tenga una base imponible de 45.000 € procedentes de rendimientos del trabajo, si aporta 10.000 € a un plan de pensiones, solo tributará por 35.000 €. Ello supone un ahorro fiscal, en el año de la aportación, de 4.000 €, ya que su tipo marginal, con esa base imponible, es el 40%.

 ¿Cuál es el gran inconveniente de la actual regulación?. Que las cantidades aportadas al plan de pensiones no se pueden recuperar (salvo deterninadas circunstancias excepcionales) hasta el momento de la jubilación. Es decir el dinero aportado al plan de pensiones se convierte en “dinero cautivo”.

¿Cuál es el cambio previsto en la reforma fiscal?. Que los derechos consolidados del plan de pensiones podrán retirarse una vez haya transcurrido diez años desde la fecha de la aportación. Asimismo se prevé la posibilidad de que las aportaciones realizadas hasta 2014 puedan recuperarse a partir del año 2025.

Por lo tanto, de aprobarse finalmente las modificaciones que a fecha de hoy están en fase de proyecto, aquellos contribuyentes que aporten cantidades a un plan de pensiones en 2014, saben que, a partir del 1 de enero de 2025, podrían recuperar los derechos consolidados correspondientes a dichas aportaciones.

No obstante, no hay que olvidar que el beneficio fiscal de los planes de pensiones no es el “ahorro fiscal” sino que se trata de un “diferimiento fiscal”, de forma que las cantidades aportadas al plan de pensiones más su correspondiente revalorización, se sumarán a la base imponible en el ejercicio en que se recupere, normalmente en el momento de la jubilación. Es decir, no se paga impuestos sobre las cantidades aportadas pero se pagará en el momento en que se rescate dicho plan de pensiones. Esto es importante tenerlo en cuenta porque luego, en el momento de sacar el dinero del plan, viene el susto.

 
Bernardo Bande García-Roméu
 Socio director – Departamento Fiscal
Licenciado en A.D.E. – Abogado
Auditor de cuentas del ROAC
Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *